RSS

Archivo de la etiqueta: Psicológicas

Trasladando el blog

No me gusta que, aunque el sitio sea gratuito y tengo sus limitaciones, pongan publicidad en las cosas que escribo. No me gusta que me quieran cobrar 99€ al año por tener mi propio dominio y así quitarme la publicidad de encima, cuando por 25€/año o menos lo tengo en otro sitio. No me gusta que me engañen ni menos que se lucren a mi costa.

Es por esto que le pueden dar por el mismísimo centro de gravedad al blog gratuito de WordPress. Me llevo mis escritos, mi papel y tinta, mis píxeles al sitio del que no debí marcharme. Me llevo “Flores de cierto pelo” al blogger, de nuevo al lugar donde comencé mi andadura bloguera.

 

Nos vemos allí: http://floresdeciertopelo.blogspot.com.es/

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ya no volverá

Había contado las estrellas, como cada noche. Había recogido la casa, planchado la ropa, fumado un pitillo, visto la tele. Se había comido una tortilla de patatas mientras preparaba un guiso de carne para comer durante toda la semana. Antes de limpiar la cocina probó el guiso ¡ Exquisito! Se tomó su tiempo y, cuando pensó que ya era la hora, se arrodilló para quitar la sangre seca que había salpicado las paredes.

Tenía veintitrés años, una cabellera morena recorría la espalda de aquel sinuoso y delgado cuerpo para terminar apoyada en el contorno de su cintura. Unos ojos grises y vivarachos habitaban sobre una tez blanca que esa noche se encontraba sonrojada. Le costó limpiar aquella carnicería poco más de cuatro horas. Cuando hubo terminado la cocina estaba impoluta y se desnudó, haciendo un ovillo con su ropa antes de ponerla a remojo en lejía. Metió la cabeza de aquel “cerdo” en una bolsa de basura que enterró en la parte de atrás del jardín y, al finalizar de repartir los trozos de cráneo en los agujeros que había cavado, volvió a la casa, abrió un poco las ventanas para que se fuese el olor del producto limpiador y se metió en la cama.

A la mañana siguiente su madre la despertó  “¿Y tú padre?” “Papá no vuelve hasta mañana” respondió entre sueños. Mientras su madre comenzaba tranquila los quehaceres del hogar ella soñaba  y por fin podía dormir.

 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 3, 2013 en Historias

 

Etiquetas: ,